Enviar URL:

Si no visualiza el código,haga click en él, para cambiarlo.

    x
  • • Su mensaje fue envído.
Obras » Realizadas

Reinserción de la Capilla y jardines del Hospital

Puesta en valor de la Iglesia San Francisco y los jardines lindantes a ella, Hospital Provincial del Centenario

En esa capilla...

por Alberto J. Muniagurria

Si se recorre el tiempo pasado desde 1910, muchos sueños y construcciones se han desarrollado, en la manzana de Urquiza y Francia, otras se han derribado, historias que han ocurrido, personas y personajes que transitaron por esos pasillos abiertos.

Una campana anunciaba la entrada de los profesores, 3 campanas la llegada de un paciente a la guardia. Sucesivas campanadas llamaban al inicio de la celebración religiosa. En esa capilla de Suipacha y Urquiza, en esa esquina donde aquellos estudiantes que estaban por rendir se acercaban para solicitarle a su Dios que le tocara la bolilla mas leída, o la paciente llorosa pedía la curación de su hijo internado, o aquel visitante ocasional encontraba su momento de silencio. Muchas historias y vivencias olvidadas en la memoria pero con fuertes improntas para ser recuperadas en el imaginario colectivo.

En los jardines de San Francisco, pues ese es su nombre, esta la imagen de la Virgen de la Paz, con el niño en sus brazos, ofreciendo a los que buscan consuelo un lugar de recogimiento y meditación.

Así es, por todo lo mencionado, que la fundación se ha embarcado, siguiendo los deseos de María Antonia Astengo, en recuperar para el tejido urbano y hospitalario, la casa religiosa, que hoy está en manos de la Universidad, pero se ha ofrecido en comodato al arzobispado.

Al entusiasmo de la fundación se han plegado el Arzobispado, la Universidad, el Gobierno Provincial y Municipal, y la Facultad de Ciencias Medicas, que al estar juntas en un objetivo común, adquieren una capacidad de realización que hace que la sociedad sea un poco mejor.

Porque ese fue el objetivo que primó en los orígenes del hospital, que todos fueran un poco mejores...




Agosto de 2013

La Fundación se reunió con el Rector de la U.N.R. Darío Maiorana para realizar el mejoramiento y reinserción de la capilla y los jardines del Hospital del Centenario, el mismo proyecto cuenta con la instalación de una fuente donada por la Sra. Maria Antonia Astengo de Barrutia para la colocación en el predio del hospital.


Agosto de 2014

Se iniciaron las tareas de acondicionamiento de la esquina de Suipacha y Urquiza correspondiente a los jardines de la Capilla San Francisco, con la colaboración del paisajista Francisco Enz.

Así mismo se presentó el recinto a distintos grupos de arquitectura para seleccionar quien llevará adelante la puesta en valor de la Capilla.


Octubre 2014

Se comienzan las obras de reparación de la Capilla del Centenario con la dirección técnica del Arquitecto Rafael Araya y la ejecución del equipo de ONE construcciones, bajo la supervisión por el Arquitecto Gerardo Oneglia.


Noviembre 2014

El 9 de noviembre se recibió la visita del Sr. Arzobispo de Rosario, Monseñor Eduardo Eliseo Martin, quien ofició una misa, por los enfermos, en la iglesia "San Francisco" ubicada en el predio del hospital. Este acontecimiento adquiere su interés no sólo por recibir a este alto representante de la iglesia católica, sino por ser la primera vez en la historia del Centenario que un alto prelado oficia una misa en su recinto. En sus palabras por el acontecimiento, el arzobispo se refirió a la compasión como la emoción que surge al hacerse cargo de la tarea asistencial. En el año que termina la Universidad ha entregado a la curia de Rosario la administración del espacio de oración por 50 años. Por ello, nuestra fundación esta llevando adelante obras de infraestructura que pondrán en valor este lugar, de Suipacha y Urquiza, cumpliendo con los deseos de la Sra. María Antonia Astengo de Barrutia


Febrero 2015
Se avanza con las tareas de acondicionamiento de la esquina de Suipacha y Urquiza correspondiente a la Capilla San Francisco. Esta semana se inician las tareas de pintura de todo el edificio gracias a la generosidad de Publicar S.A. (Sr. Guillermo Frutos)


31 de Marzo de 2015
Finaliza la primer etapa y más importante de la restauración y se realiza una misa de acción de gracias para celebrar dicho evento contanto la participación de más de 300 personas en el recinto. Se continúa con la labor de embellecimiento de los jardines de la Iglesia y se comienza el traslado de la Fuente del Angel hacia el mismo predio.

Oscar Fay, Alberto J. Muniagurria con los rectores de la Universidad Héctor Floriani y Darío Maiorana



- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

 <  <  <  <  Album de fotos de la Ceremonia  >  >  >  > 

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - - 



Domingo, 29 de mayo de 2016

Una tradicional misa del Corpus Christi, frente al Hospital Centenario

La celebración del Corpus Christi fue dedicada a los enfermos y se realizó por primera vez en la explanada de un centro de salud

por María Laura Favarel / La Capital

La tradicional misa y procesión se realiza en la Catedral y la plaza 25 de Mayo. Pero este año el obispo de Rosario, Eduardo Martín, quiso que se dedicara a los enfermos del Hospital Centenario.

Desafiando el frío, el viento y, por momentos la llovizna intensa, una multitud de fieles se congregó en la explanada del centro asistencial, donde tuvo lugar por primera vez en la historia la fiesta católica del Corpus Christi (cuerpo de Cristo).

Frente al efector se colocó el altar donde Martín celebró la misa acompañado por todos los sacerdotes de la ciudad. Mientras, una multitud de fieles permanecía en la esquina de Francia y Urquiza.

"Cuidemos a los enfermos", dijo el arzobispo y centró su homilía en un pedido a que todas las personas de buena de voluntad se hagan cargo de ellos y los ancianos. Se trató de un mensaje que se hizo eco de lo que pregona sin cesar el Papa Francisco cuando pide que no se dejen de lado a los más débiles de la sociedad, en especial en este año que ha querido dedicar a la "misericordia".

"Celebramos esta misa en la entrada del hospital para que aprendamos a ver a Jesús en los que sufren, en los enfermos. Nosotros tenemos que ser hoy quienes pongamos también de nuestra parte para que Dios haga sus milagros", proclamó.

Recordó que "Jesús quiere llegar a todos los enfermos para consolarlos y curarlos", y destacó el valor del sufrimiento para los cristianos que saben que Cristo también sufrió.

En ese marco agradeció la tarea que hacen médicos, enfermeros y todo el personal del hospital, y quiso que ayer los voluntarios entregaran donaciones de alimentos y ropa para los internados.

La caminata. Terminada la misa, el arzobispo realizó un gesto único. Mientras la gente esperaba que saliera en procesión con la hostia blanca, asentada sobre una custodia dorada, monseñor Martín se dirigió al interior del hospital para bendecir en primer lugar a los enfermos.

Los fieles esperaron pacientemente hasta que el obispo salió en procesión solemne acompañado por todos los fieles. Con la custodia y bajo un palio, estuvo resguardado de la llovizna y cientos de paraguas se entremezclaron para seguirlo en procesión.

La caminata comenzó en el Centenario y luego la multitud siguió al obispo por Francia, Tucumán y Riccheri, para culminar en la parroquia Inmaculada Concepción, de Riccheri y Salta.

Silencio. Durante el recorrido, el obispo llevó el cuerpo de Cristo en solemne silencio. Los asistentes acompañaron con cantos y oraciones.

La celebración culminó con el agradecimiento de monseñor Martín hacia todas las personas que colaboran en el cuidado de los enfermos y un fervoroso y alegre aplauso de la multitud que contrastó con el día gris y desapacible.

¿Quiere colaborar con la Fundación?

0341 449 8353
MÁS INFORMACIÓN